Todas las imágenes se disparan en alta resolución y con la máxima calidad para después poder tratarlas una a una debidamente con los programas de edición necesarios con el fin de poder entregar la mejor calidad que cada cliente merece.

La entrega de las imágenes se realiza mediante una galería privada on-line que puede compartirse con otros compañeros de trabajo, clientes, etc. para facilitar su flujo de trabajo y evitar las tediosas e interminables transferencias de archivos.

No hay dos trabajos iguales. Todos los eventos son cuidadosamente estudiados y adaptados a las necesidades del cliente, si necesita un presupuesto, puede ponerse en contacto aquí.